Los comentarios a las entradas, cuyo autor no se identifique, serán eliminados del Blog.

martes, 21 de agosto de 2007

De frente

Hoy en día parece que si una cuadrilla no hace cambios, no es cuadrilla o no saben andar, a mí particularmente cada vez me gusta más el "andar de frente", forma elegante de andar donde las haya.

Paz


Silencio Blanco


Bofetá


Cigarreras

6 comentarios:

Irene dijo...

Pues ya somos dos, "SSSShico"... aunque dile tú a Fran algo de San Benito... ayyy...
Besicos.

Fran el Hermoso dijo...

+1

(así es como se pone "modernamente" estar deacuerdo con el post)


Pues eso, que un paso tiene que ir:

Siempre de frente, DE FRENTE (por si no les ha quedado claro a ciertas "maris ordinarias" ((con to el cariñete)) que visitan el blog)

San Benito :'(
que pelotazo niño en su regreso a su barrio... puffff eh! Ire! puffff

Anónimo dijo...

Molina:

En algo estoy de acuerdo con vosotros, y es en que un paso de frente es muy elegante.
Pero, aunque se me busquen las cosquillas, existen cambios que también son muy elegantes.
Un costerito bien hecho es algo fuera de serie, (supongo que a Fran esto le gustará), incluso unos pasitos en un momento dado ( de frente, de frente), me parece de ley, pero claro, esta es mi forma de verlo.
Cierto es que hay pasos que hacen de su forma de andar los cambios continuos, y esto quizás sea hasta cansino y recargado.
Pero debemos de reconocer que estos pasos que andan con tantos cambios son muy esperados.
Un gran tema de debate.

Un gran saludo desde Triana

Pedro Ángel dijo...

En lo sencillo se encuentra la elegancia y la esencia.

Así que, de frente y haciendo las cosas como Dios manda...

Un abrazo a todos...

Adonosobarella@gmail.com dijo...

Venga, me voy a mojar:

Yo, como mi amigo Calvente (jejeje) soy de Virgen y esa sí que siempre debe ir De Frente. En cuanto a los pasos de Cristo, opino como Moli. Sin embargo veo un peligro en los cambios radicales: pasar de andar sólo de frente a introducir pasos con cambios continuos o viceversa. Una vez definido un estilo este debería mantenerse y solo vería susceptible pequeñas modificaciones, sin alterar la esencia.
Eso sí, las modificaciones bien hechas y con elegancia (y siempre de frente).
Cuando un paso anda con cambios continuos corre el riesgo (si no se hacen muy bien) de parecer ridículo e incluso dar la sensación de irrespetuosos con la imagen que portan.
Perdonad mi ignorancia, yo sólo he trabajado bajo un palio y desconozco en gran medida el trabajo bajo los misterios. Por supuesto no me gusta el dar pasos atras. La Madre siempre busca al Hijo, siempre anda de frente y con elegancia.

¡Joé! ¡que ganitaaaaassssss!

Un abrazo a todos/as (que se me enfada mi I)
Alfonso Donoso

Irene LA IIIIIIIII dijo...

Cómo me voy a enfadar yo contigo... Alfonso...
Pues nada, muy bien explicado, y nada de ignorancia, tú ya tienes experiencia en el sector.
Cambios los justitos, a mí la verdad es que cada vez me gusta más sobre los pies y punto, siempre de frente, y con alguna arrancaíta de esas que te ponen los pelillos como escarpias... (dícese el misterio de la Paz el Domingo de Ramos con "Presentado a Sevilla"... uffff.....)