Los comentarios a las entradas, cuyo autor no se identifique, serán eliminados del Blog.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Conociéndonos


Nombre: Alfonso Donoso Barella

Nacido en: Úbeda, allá por un 15 de mayo de 1969

Hermano de: Ntra. Señora de Gracia, Cristo de la Noche Oscura, Nuestro Señor en su Sentencia y María Santísima de las Penas, Jesús Nazareno

¿Cuando comenzó su andadura cofrade?:
Desde pequeño mis padres me inculcaron el amor por la Semana Santa. Rondaba los 4 o 5 años cuando mi madre me hizo una túnica de la Oración en el Huerto, túnica con la que procesioné en aquella General televisada de 1974 y que unos años después portó el conocido "Piraña" de la serie "Verano Azul".... (¿curioso verdad?, pero eso es otra historia). La misma, con el paso del tiempo pasó a manos de Juan Angel, mi hermano y de ella adquirió su pasión y admiración por la cofradía del Jueves Santo por la mañana. Mi familia, muy amante de la Semana Santa fue la que me alimentó en el amor y devoción a Cristo durante los días de la Pasión, la que despertó en mí la admiración por las Cofradías y, lógicamente, viviendo en las cercanías de Santa María, mi Cuaresma era un ir y venir entre ensayos de bandas, visitas a las Iglesias cercanas para contemplar como se iba preparando la inminente celebración de la Semana Santa, triduos, novenas, … Obviamente en mi calle celebrábamos las tradicionales procesiones infantiles de la época, poco sofisticadas y con poquísima originalidad pero con todo el cariño de unos niños de 6 o 7 años. Un tambor de detergente (Colón o Ariel de la época y con tapa de lata para que sonara más) y poco más eran los argumentos que nos unían todas las tardes para celebrar una procesión en la ida de una calle y posteriormente otra en la vuelta.

Pero sin duda fue mi recordada tía Gine la que me catapultó a la sensación plena de sentirme cofrade, cofrade de Nuestro Padre Jesús.

No solían llevarme mis padres a la salida de esta cofradía, sin embargo mi tía pasaba por mi casa a eso de las 9.30 para llevarme a ver pasar al Señor. Fue ella la que me puso en el camino de decidir y ante la pregunta sobre mi deseo de pertenecer a una Hermandad lógicamente respondí con toda seguridad: “Yo quiero ser de Jesús”. He de decir que también me ofreció pertenecer a la Columna (la otra hermandad de mi tío) pero yo y creo que Él también, así lo decidimos.

¿Qué recuerdo guarda de aquella época?

Mi Semana Santa de aquella época, al igual que la de ahora parecía comenzar en los inicios de los actos cofrades: la novena de Jesús. Solía junto con algunos amigos, entre ellos José Madrid, gustar todas las tardes de la novena de jugar en los jardines de Santa María y a la hora de la celebración del ejercicio de la Novena entrábamos raudos a coger nuestro varalillo y cantar junto a un nutrido grupo de cofrades el Miserere… Ensayos de bandas (especialmente la de las Angustias por la cual sentía verdadera admiración). Por aquellos entonces no teníamos cámara de fotos como ahora podemos ver en más de un mozalbete pero nuestras retinas retenían infinidad de sensaciones, de aromas, de instantáneas maravillosas que hoy recuerdo con nostalgia y un poco de morriña. No puedo olvidar el bar Barella, el bar de mi abuelo, donde tantas tertulias cofrades escuchaba, donde tenía el privilegio de ver pasar la mayoría de las cofradías, donde, desde el cierre de la primera planta podía mirar a la cara a Jesús en sus distintos momentos de la Pasión y en el que tenía que agacharme e incluso tirarme literalmente al suelo para poder ver la hermosa cara de María bajo Palio.

¿Actualmente cómo participa en la Semana Santa?

¿En Semana Santa? ¡Madre mía! Será ¿cuándo no estoy haciendo algo relacionado con Semana Santa? Estamos en noviembre y ya ya llevo, una caseta de feria, unos cultos marianos a María Santísima de las Penas, varias reuniones o cabildos de la Sentencia, otras tantas de la Unión de Cofradías, la presentación de un Palio, la participación del Rosario de Candelas de las Penas…., este artículo, los que me quedan…. Por centrarme decir que dedico la mayor parte de mi actividad cofrade implicado con la Cofradía de la Sentencia como vocal de cultos y participo conjuntamente con Juan Ángel, mi hermano y con Luis Carlos mi gran amigo en las manifestaciones públicas y la formación. De igual forma junto a ellos y a mi otro hermano Tomás estamos enormemente ilusionados en ir dando forma a la futura realidad de María Santísima de las Penas en las calles de Úbeda.

Charlas, conferencias, coloquios,… son otras actividades en las que participo con asiduidad

¿Cómo ve el mundo cofrade actual?
Falto de compromiso y con una excesiva preocupación por lo “externo” y cada vez menos por lo “interno y profundo”. Veo poca adhesión de jóvenes con iniciativa y sufro mucho con la hipócrita actitud de proclamar unión entre los cofrades frente a la cruda realidad de sentirnos miembros de asociaciones u hermandades que persiguen intereses particulares y distantes unas de otras.

¿Qué cree que falta y qué cree que está de más?
Falta compromiso, mucho compromiso, faltan jóvenes que deseen tirar del carro, falta acercamiento entre las cofradías, los cofrades y nuestra Iglesia, falta creernos cristianos y actuar como tales, falta un amor profundo a Cristo y a su Santísima Madre, faltan cofrades de todo el año. Sobran cofrades de un día, sobran discusiones poco productivas de los bares, sobran las críticas y la desunión, sobra la falsa alabanza, sobra el egocentrismo de las hermandades. Falta creernos que somos o formamos parte de una gran Semana Santa, sobra compararnos continuamente con otras. Faltan costaleros, sobran los pesimistas que prefieren no dar ánimos y pensar que se pueden conseguir las cosas.

¿Alguna anécdota que le haga esbozar una sonrisa?
Son muchas pero más que sonrisas me esbozan lágrimas de emoción: el momento en el que procesionó vestida del Nazareno, por primera vez mi hija Mª Esperanza, mis “quedadas” en cierto rincón de la calle Compañía junto a mis amigos (Pepe, José Madrid, Lola, Luis Carlos y Ramoni, mi mujer), la primera salida de la Sentencia, la segunda, la tercera…. la última, las experiencias en la madrugá con mi pequeña Natalia quien gusta de meterse entre mi capa cuando va cansada y quedarse durmiendo dentro de ella, la de veces que acompañé a los costaleros de la Gracia sin formar parte de la cuadrilla, la de veces que he vivido ese Lunes Santo debajo de la Señora,… son tantas la vivencias y las anécdotas que me alargaría en exceso. Por qué no decirlo también recuerdo con mucha alegría las noches del Domingo de Ramos en el pub Palmera celebrando concursos de saetas: ¡menudos concursos y menudos los concursantes! (Uno de ellos yo)

¿Cómo se ve dentro de unos años?

Un poco más viejo que ahora, con la misma ilusión, acompañando a los que ahora acompaño, viviendo esta Celebración Cristiana en plenitud, y sueño con ver a la Madre de las Penas en las calles de Úbeda, con sencillez pero con mucha dignidad. Sueño con poder mirar al cielo y elevar una oración a Cristo dando gracias por hacerme fuerte en el sufrimiento y generoso con el que sufre, sueño con poder llamar a un grupo de costaleros y hacerlos partícipes de las sensaciones infinitas que engendra la Madrugá, sueño con poder seguir inculcando a mis hijas el amor por esta celebración tan nuestra y el respeto por todas las Cofradías. Imagino que podré salir con mi mujer a pasear y seguir viendo a las hermandades en la calle y contar año tras año experiencias de lo vivido. Me imagino una Semana Santa propia de quienes la celebran, respetuosa con sus orígenes y adaptada a los tiempos que le tocan vivir. Me gustaría verla sin carencias y, especialmente, me gustaría vivirla como hasta hoy la he vivido: en mi Úbeda de mi alma junto a mis mejores acompañantes: mis hijas y mi mujer.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Molina:
Me ha encantado, me ha emocionado y trasladado a aquellos tiempos, aunque los míos sean otros, no nos confundamos, ¡¿eh capataz?!
Esa historia del piraña, me la tendrás que contar algún día.
Gran reflexión, Alfonso.
Saludos

Anónimo dijo...

Es un gran amigo y mejor persona.Un abrazo.
QUIQUE.

Perikiyo dijo...

Este cofrade es para nota.

Sin duda, una persona ejemplar, en todos los sentidos. Un espejo en el que deberíamos mirarnos muchos.

Sobre todo, un cofrade con mucha VERDAD.

Yo tengo una ligera idea de cómo lo veo dentro de unos años, pero me la reservo para mí, o para decírsela a él, algún día.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gerva: ole tú. Abrazo fuerte, que forma de transmitir

Irene dijo...

Qué chollazo tiene nuestra Hermandad contigo, Alfonso... y qué chollazo ser tu amiga. Un besazo.

Alfonso Donoso Barella dijo...

De verdad que uno, con comentarios como los vuestros, se siente abrumado y plenamente orgulloso de ser contado dentro del grupo de vuestros amigos. El chollo, Irene, lo tengo yo al poder contar compartir vivencias y trabajar con gente como vosotros.

Un abrazo y gracias por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

tu hermanito:
Ole, que piquito de oro, o mejor dicho en este caso que pluma de oro joven, pero oro.
Es un honor poder compartir contigo tus ilusiones y alegrias, tus vivencias y pasiones, trabajadera y futuro trono, en fin todo un lujo hermanito.

Juan Ángel - Úbeda dijo...

Hermano, me has llevado a aquellos años, he recordado al "Canano" de las Angustias y otros célebres tamborileros de los mismos, gracias a los mayores de la Plaza de Almagro por hacernos a los peques sentir la semana santa.
Por cierto. Cuando terminé de la procesión en la Oración en el huerto, me quitaron la túnica para que Don Piraña pudiera salir a la calle, la pobre no quedó muy limpia y me quedé ese año con las ganas de salir en la general, pero la disfruté junto al Piraña y mereció la pena.
Un abrazo, tu otro hermano.

Medina dijo...

Me ha encantado descubrir algo más de tí, Alfonso. Sobre todo me ha gustado eso de que te ves más viejo con los años: una enorme suerte para los que compartimos momentos a tu lado, porque con los años, con los tuyos, esos momentos aumentarán en calidad.

Te veo el sábado en la charla de formación con la que nos vas a deleitar.

Un inmenso abrazo. Sabes que te aprecio demasiado. Cucha!!! Felices vísperas.

Anónimo dijo...

Con el numero unoooooo...jajaja.Saeta de saetas ande las haya:Paso muchas veces al dia por la Rua,y en alguna de ella veo de madrugada a un hombre bueno agachado fregando vasos y a dos penitentes delante de la puerta.Uno,el menos alto,se acercaba a la puerta y moviendo el brazo avisaba a éste.Este hombre alzaba la vista saludaba y seguia su faena.Todos los años se repetia el ritual.La señora Encarna no andaria muy lejos.
Mi hermano es de aquellas personas que si no hubieran estado se notaria su ausencia.
Amigo de sus enemigos y hermano de sus amigos,has hecho que eche el reloj para atras.Y la verdad creo que hemos ganado en ilusion y que es verdad que vamos pa viejos y hablar o recordar tantas y tantas te hacen que te duela al tragar.Yo un dia me adopte como hermano suyo y hoy en dia mas me alegro de dicha adopcion.Conocerle a el,a su entorno,puede ser que haya sido uno de los regalos mas preciados que la vida puede darle a alguien.
Aunque todavia no te he perdonado lo del Tarjetero en la General...gachupin que te la tengo guardada jejeje.
Hermano ya no te escribo mas ná que pa 50 euros que mas dao por escribir esto, tampoco te voi a llenar aqui un cartel de toros jejejejeje.en fin hermano como le gusta a Santi...........Paz y bien
P.D.Y felices pascuas joder que parece que os cobra el Jose carlos por felicitar hombreeee

Felipe Torres Villalba dijo...

Ya lo habeis dicho todo. Un cofrade autentico, un padrazo, y muy buena persona. Un lujo para aquellos que tenemos la fortuna de poder contar con su amistad.

Condios

Tati dijo...

Ejemplo de compromiso, trabajo y amor por su hermandad,y, como habéis dicho, ejemplo en el que mirarse para ser un buen cofrade.
Es un lujo que nuestra hermandad cuente con gente como tú.
Un abrazo

Luis Carlos dijo...

Solo puedo decirte siempre y a voz en grito gracias y mil gracias por haberte cruzado de nuevo en mi camino tras tanto tiempo de conocernos, tras tantos viernes santos con el rosco y la copilla de anis y con el recuerdo imborable de Pepe Lopez, todo gracias al gruñón de tu mediano. Peazo de cofrade, peazo de padre y esposo, peazo de amigo, y futuro peazo de capataz (Dm en quince meses y medio )

barbara cordero sanchez dijo...

barbara cordero dijo alfonso donoso esta echo un gran capataz de nuestra virgen de las penas y esta echo un gran padre de tu dos niñas de maria esperanza y de natalia que son lo mas guapas de toda ubeda